Blog

45 aniversario de la llegada del hombre a la luna

45 aniversario de la llegada del hombre a la luna

Esta semana se han cumplido 45 años desde que el hombre llegó a la luna y queremos recordar en este artículo utensilios que utilizamos diariamente en nuestras vidas cotidianas, que fueron diseñados para los viajes espaciales.

Como son multitud aquí os detallamos unos cuantos:

★ Plantillas especiales. La NASA desarrolló esa tecnología que ahora se aplica en la mayoría de los calzados deportivos. Son plantillas que amortiguan el impacto de los saltos en las rodillas, a la vez que airean los miembros inferiores.

★ Herramientas inalámbricas. Esta tecnología fue desarrollada para que los astronautas pudieran disponer de herramientas autónomas para perforar la superficie lunar y recoger muestras de minerales.

★ Filtros de agua. Tan necesarios en poblaciones del Tercer Mundo, y tan usados en sitios donde el agua corriente no es potable. La NASA inventó un filtro de agua que contiene partículas de carbón que elimina bacterias y elementos patógenos. Ideal para depurar el agua que llevaban los astronautas en sus naves y que podía estropearse al cabo de los días.

★ Los termómetros infrarrojos. En 1991 la empresa Diatek se dio cuenta de que sus enfermeras invertían mucho tiempo en mediciones de temperatura: Diatek se dirigió a la NASA y descubrió que esta empresa pública medía la temperatura de las estrellas mediante  rayos infrarrojos.  Ambas desarrollaron el termómetro con esa tecnología. Se introduce en el oído y hace todas las lecturas al instante.

Termómetro Infrarrojo

★ Los códigos de barras. Un invento para identificar los millones de piezas que llevan sus naves.

★ Los monitores cardíacos.  Usados para controlar a los astronautas, son hoy de uso corriente en todos los hospitales.

Sin olvidarnos del microondas, lentes de contacto, velcro, alimentos deshidratados y como no… los pañales desechables (que sería de los papis sin este invento) y muchas cosas más.

Pañales desechables

Y como estamos hablando de astronautas queremos comentar una de las leyendas más famosas de la carrera espacial: la de los bolis y los lápices.

En la carrera espacial, siempre han estado como primeras potencias mundiales EEUU y Rusia, y por supuesto esto dio lugar a muchas rivalidades, ocultando hasta el más mínimo detalle.

Cuando comenzaban a mandarse astronautas (humanos), éstos se comenzaron a plantear un problema básico para sus astronautas: ¿Cómo escribir en el espacio? (al parecer, nadie se planteó el problema hasta que se dieron de bruces con él).

En la tierra, al escribir la tinta del boli se sitúa en la punta por efecto de la gravedad, permitiendo que a medida que escribimos, la punta se vaya reponiendo de tinta.

Sin embargo, en el espacio nos encontramos que no hay gravedad aparente, lo cual hace que la tinta no caiga hacia abajo, encontrándonos una situación similar a cuando intentamos escribir en un papel boca arriba, donde el boli deja de escribir al poco rato porque la tinta tiende hacia abajo (al lugar contrario de donde está la punta con el papel).

Para resolver este problema (los astronautas no conseguían escribir nada), se estuvo ideando y construyendo un bolígrafo que pudiera escribir sin gravedad, naciendo así el bolígrafo de tinta a presión, tras un gasto de aproximadamente 1 millón de dólares y mucho tiempo.

Cuando consiguieron observar lo que utilizaban los rusos, se dieron cuenta de que éstos trabajaban con lápices.

Simple ¿verdad?

Astronauta con lápiz

Deja un comentario