Blog

Decálogo de recomendaciones para elegir los juguetes

Decálogo de recomendaciones para elegir los juguetes

Hace ya un año que Abacus Cooperativa abría su primer establecimiento en Palma de Mallorca con la intención de ser un referente para las escuelas, los maestros y el conjunto de la comunidad educativa de la isla.

Pero también para ofrecer su modelo de proximidad a familias, jóvenes, adultos…. en definitiva, a todos los públicos, acompañándonos en la selección de los mejores productos en educación, ocio y cultura y ofreciendo en su establecimiento una intensa agenda de actividades.

Aprovechando la Navidad y de acuerdo con esta filosofía, la cooperativa quiere poner a vuestra disposición su conocimiento en el ámbito del juego y los juguetes.

Los juguetes y el juego tienen un papel importante en el desarrollo de la personalidad de los niños y niñas puesto que facilitan el proceso de socialización y favorecen el desarrollo afectivo, motor e intelectual así como la integración social. Es por eso que padres, madres y educadores somos responsables de proporcionarles los juguetes que necesitan y asegurarnos de que son idóneos y seguros.

Juguetes y juegos

El hecho de elegir un juguete adecuado para cada niño o niña no es una tarea fácil. Es por eso que, desde Abacus, nos proponen un decálogo de recomendaciones y buenas prácticas a la hora de escoger un juguete:

1.- Jugar es un derecho:
Es la actividad principal de los niños que les lleva a descubrir, interpretar, observar y relacionarse. Poder jugar posibilita situaciones óptimas que contribuyen a un crecimiento rico y sano, les despierta la curiosidad, la capacidad de reír, de imaginar, de gestionar los recursos. Dicho de otra manera, el juego educa.
En el caso de niños y niñas con discapacidades es importante hacer especial énfasis en sus capacidades más que en sus limitaciones, cabe por tanto evaluar sus posibilidades de adaptación al juguete.

2.- Las tres “Q´s”: ¿qué tienen?, ¿qué quieren?, ¿qué necesitan?
Dando respuesta a estas tres preguntas se puede establecer un orden de prioridades a la hora de hacer la compra de juguetes, lo que contribuirá a escoger los juguetes más adecuados y también a un consumo responsable.

3.- Compartir decisiones y ayudarles a escoger.
Como no se puede comprar todo lo que piden debemos dialogar y buscar su complicidad a la hora de elegir. Además, se les debe ayudar a la hora de escoger y preguntarse juntos por qué lo quieren. Por eso, se puede ir a las tiendas de confianza o comentar juntos el catálogo y los anuncios para educarles como consumidores críticos y responsables.

4.- Garantizar un juego enriquecedor.
Deben tenerse en cuenta los juguetes que respondan a sus intereses, necesidades y gustos. Evitaremos los juegos que hagan una distinción sexista, que inciten a la violencia o que contribuyan a un lenguaje soez. Es imprescindible evaluar el valor pedagógico del juego: el juego educa y los niños aprenden jugando.

5.- Jugar en casa o jugar en la calle.
El juego en casa ha ganado la partida al juego en la calle, por eso, debemos dejar jugar a los niños en diferentes espacios de la casa, estableciendo pautas de tiempo, recogida y de convivencia.
En este escenario, se pueden trabajar los hábitos y actitudes positivas, especialmente en lo referente al cuidado y uso de los juegos y los juguetes. Además, a los niños les gusta invitar a sus amigos y amigas para enseñarles el lugar en el que viven. Por ello, es positivo facilitar encuentros con los amigos y fomentar el juego en casa.

6.- Ofrecer seguridad.
Un juguete es seguro cuando cumple la normativa e informa de manera eficaz sobre su uso adecuado y los riesgos de un mal uso. Se han de tener en cuenta tres aspectos: las propiedades mecánicas y físicas, que sean materiales no inflamables y que no tengan ningún material tóxico.

7.- Enseñar a utilizar bien el juguete.
Es importante proporcionar a los niños indicaciones y consejos para el uso del juguete, así como explicar las precauciones que se deben tener o los riesgos que comporta su uso o un uso inadecuado.

8.- Un juguete siempre requiere de un adulto.
Que los adultos estén dispuestos a jugar es un factor de mucho valor. El juguete solo no sustituye el placer de jugar con sus familiares: esto transmite valores y pautas a la hora de reforzar los vínculos.

9.- Practicar un consumo sostenible.
A la hora de adquirir un juguete o un juego es positivo tener presentes los criterios de reducción de residuos, la reutilización de los juguetes y el reciclaje de las piezas que se deban tirar. El comercio justo es una alternativa responsable, ética y sostenible para comprar juguetes.

10.- Ejercer nuestros derechos como consumidores.
Reclamemos cuando tengamos problemas que afecten a la seguridad o a nuestra economía como consumidores.

Para más información no dudéis en contactar con:

Abacus Cooperativa en Palma de Mallorca
C/ Colom, 9
También les encontrarás en su tienda online:
http://online.abacus.coop/es/

Abacus Cooperativa

Deja un comentario