Blog

El bote de los recuerdos

El bote de los recuerdos

El primer día después de las vacaciones de Navidad, mis hijas me contaron la cantidad de regalos que habían recibido alguno de sus amigos estas fiestas y la verdad es que ¡se me pusieron los pelos de punta!
Algunos eran francamente caros para unos niños tan pequeños.

Regalos

Las mías deben estar “alucinadas”, con lo austera que soy yo para estas cosas. Además se preguntan ¿por qué ellas no pueden pedir lo mismo, si los regalos los trae Papá Noel o los Reyes?
“¿No sabía que se podían pedir cruceros?”, me ha dicho la pequeña.
Pues, a ver cómo se lo explico yo sin desvelar más de lo necesario.
Menos mal, que ellas mismas reconocen que es excesivo y entienden las limitaciones que ponemos en casa a la hora de escribir sus cartas.

Quizá soy un poco dura porque cada uno hace lo que quiere con su dinero pero…..¿qué les regalarán a estos niños el año que viene para que no se sientan terriblemente decepcionados?

Aún así, os propongo un nuevo regalo para este 2016: un bote de recuerdos.

Bote de los recuerdos

Un bote (una caja, también vale) para llenarlo de aquellas cosas que hagáis con los más pequeños: ir al cine, jugar a cartas, dar un paseo, ir de viaje, leer un cuento…… Cualquier cosa vale, por sencilla que parezca, siempre y cuando sea algún momento especial que hayáis compartido.
Así, al finalizar el año, podéis abrirlo y recordar esos momentos de risas, de asombro, de logros conseguidos e incluso de llanto.

Lo ideal es que decoréis el bote juntos y que les expliquéis a los pequeños que vais a hacer.
De este modo, cada vez que hagáis algo que cada uno considere especial puede escribirlo en un papel con la fecha y meterlo en la caja o en el bote. Incluso podéis guardar fotografías o pequeños recuerdos.

Recuerdos

A veces, esos momentos no coincidirán. Quizá cosas que vosotros no consideréis muy importantes, pueden serlo para los niños. Por eso, esta actividad es una buena oportunidad para conoceros un poco mejor.
¿Os apuntáis?

Deja un comentario