Blog

Historias de “polis”

Historias de “polis”

Los padres formamos un equipo. No debería haber “un poli bueno y un poli malo”.
La mayoría estaréis de acuerdo en que es esencial que la pareja comparta el mismo estilo de crianza y avance en la misma dirección para no crear confusión en los hijos.
Los padres tenemos que hablar y tomar decisiones, nunca en presencia del niño, para evitar aquellas situaciones en las se cuestiona o desautoriza al otro.
Si uno castiga y el otro por detrás le levanta el castigo, el más perjudicado es el niño.

Está claro que los niños son muy listos y aprenden a comportarse de manera diferente según con quién estén y qué cosas pedir a quién, cómo, cuándo y dónde para conseguir lo que quieren.

Aunque lógicamente cada padre/madre tiene una personalidad propia y no somos idénticos al educar, sí tenemos un objetivo común: educar lo mejor posible a nuestros hijos.

Deja un comentario