Blog

Queridísimos abuelos

Queridísimos abuelos

Tradicionalmente, el 26 de julio se celebra la festividad de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María, de ahí que se haya elegido este día para rendir tributo a los abuelos.

Y bien que se lo merecen, porque… ¿qué sería de los padres sin los abuelos?

Hoy en día, es difícil concebir la posibilidad de tener hijos sin su ayuda.

Pero, aunque la función principal de los abuelos debería ser disfrutar de sus nietos, cuidarlos se ha convertido en obligación para más de uno. Y, la verdad es que cuando algo se hace por obligación, pierde algo de encanto.

Según algunos estudios, en España la mitad de los abuelos cuida a sus nietos a diario, y el porcentaje sube hasta el 70% durante las vacaciones escolares. Algunos, están con sus nietos ¡hasta 6 o 7 horas diarias!

Los abuelos, además, deben asumir responsabilidades que no les corresponden. Porque cuidar de los nietos no sólo implica alimentarlos o pasearlos si no también educarlos, aspecto en el que padres y abuelos no siempre están de acuerdo.

Los especialistas advierten que cada vez es más frecuente observar el “síndrome del abuelo esclavo”: una persona sobrepasada, que no ve el cuidado de los nietos como algo placentero sino como una obligación que le provoca estrés, incapaz de manifestarlo, que se siente atrapada porque no se atreve a quejarse a sus hijos por miedo a dañar o romper la relación.

Debemos andarnos con cuidado, porque sería una pena perder esa especial relación que suele existir entre abuelos y nietos. Los abuelos les ofrecen un tiempo de calidad que los padres, normalmente por razones de trabajo, no podemos darles. Además, desempeñan un papel fundamental como transmisores de enseñanzas, tradiciones y valores.

Para los abuelos, estar con sus nietos les ayuda a combatir la soledad, a sentirse útiles, a mantener la forma física y a mejorar el rendimiento cognitivo.

Hoy es su día especial en el que se merecen todos los besos y abrazos del mundo!!!

Abuelos y nietos

Deja un comentario