Blog

Sonrisa y postura de poder

Sonrisa y postura de poder

¿Sabíais que hay estudios que evidencian que existen una estrecha relación entre el lenguaje facial y corporal y las emociones?. Nuestra postura y nuestros gestos nos delatan.

Cuando adoptamos una determinada expresión facial o gesto, el cerebro interioriza esa expresión y nuestro estado de ánimo cambia para adaptarse a ella.
Los científicos han descubierto que el hecho de sonreír a propósito (es decir, fingir una sonrisa) puede ayudar a que la gente se sienta mejor.
Sonreír a propósito modifica nuestra química cerebral: entre otras cosas se desencadenan endorfinas (relacionadas con la sensación de placer) y se reduce el cortisol u hormona del estrés.
Además, nuestra respiración se calma, nos relajamos e incluso nuestra autoestima mejora.

sonrisa

Según la psicóloga Amy Cuddy, podemos cambiar nuestro estado de ánimo simplemente cambiando nuestra postura corporal al modificar todo el equilibrio químico del cuerpo.
Cuando nos sentimos inseguros, nos “cerramos”, cruzamos los brazos, encogemos los hombros y nos encorvamos, haciéndonos más pequeños.
En cambio, Cuddy nos recomienda que, aunque nos sintamos inseguros, nos tomemos dos minutos en privado y creemos una “pose de poder” ( por ejemplo, cuerpo erguido, cabeza hacia el frente, brazos abiertos o apoyados en las caderas) antes de tratar con una situación de alto riesgo para mejorar nuestra confianza.
Las poses de poder pueden incrementar los niveles de testosterona (asociada a la sensación de poder) y reducir los niveles de cortisol (hormona asociada al estrés) con lo que aumentan nuestras probabilidades de éxito.
¡Ojo que no se trata de dominar a los otros sino de adoptar una postura que nos haga sentir más confiados y seguros!.

pose de poder

En definitiva, hay pequeños gestos que pueden provocar grandes cambios.
Así que, ya sabéis…..sonrisa amplia, pose de poder, ¡y a comerse el mundo!.

Deja un comentario