Blog

Test: ¿Educas a tu hijo para ser autónomo y responsable?

Test: ¿Educas a tu hijo para ser autónomo y responsable?

¡En casa no hace nada!. ¡Se le olvida todo!, “Si no estoy en casa no estudia”……

Un niño responsable no es solo el que cumple lo que se le manda. Eso sería obediencia; es algo más, es saber elegir y decidir por uno mismo, con eficacia.

Si piensas que tu hijo no es responsable, puede deberse a dos situaciones:
a) No le has dado las pautas necesarias para que aprenda actitudes responsables acordes a su edad y ha creado una dependencia hacia ti para hacer cosas que es perfectamente capaz de hacer él solito.
b) No le has demandado esas conductas responsables por un exceso de sobreprotección evitando, así, que se exponga a situaciones problemáticas. De este modo, tu hijo no tiene la oportunidad de percatarse de las consecuencias de sus conductas y no aprende a resolver los problemas de forma autónoma y responsable.

A continuación, te presentamos unas preguntas que pueden ayudarte a analizar cómo actúas y enseñas a tus hijos/as a ser responsables.
Deberás pensar en las actitudes y principios en los que, como padre o madre, basas tu idea de educación y rodear con un círculo el SÍ cuando la frase coincida con tu forma más habitual de actuar, y el NO cuando casi nunca te comportas de ese modo u opinas lo contrario. No dejes de contestar a ninguna pregunta. Este cuestionario pueden contestarlo el padre y la madre juntos o por separado.
* Cuestionario extraído del documento “Desarrollo de conductas responsables de 3 a 12 años”. Dpto. de Educación y Cultura del Gobierno de Navarra.

CUESTIONARIO PARA PADRES Y MADRES

1 Controlas a tus hijos cuando les mandas hacer algún encargo
SÍ   NO

2 Tus hijos tienen que cumplir hasta el final la tarea o los compromisos que han adquirido
SÍ    NO

3 Se te escapan cosas como: “Prefiero hacerlo yo, que lo hago antes y mejor “
SÍ    NO

4 Dejas que tus hijos/as vivan las consecuencias de sus decisiones
SÍ    NO

5 Manifestáis desacuerdo respecto a las responsabilidades asignadas a vuestros hijos/as (horarios, cuidado personal, tareas, etc.)
SÍ    NO

6 Cuando propones a tu hijo/a una tarea, le sueles explicar claramente cómo debe hacerla y lo que esperas de él
SÍ    NO

7 En vuestra casa están repartidas claramente las responsabilidades de cada miembro
SÍ    NO

8 Hago participar a mis hijos/as en la elección de juegos, ropas, actividades de ocio, etc
SÍ    NO

9 Repites insistentemente las órdenes cuando un hijo/a no responde o no hace lo que le has mandado
SÍ    NO

10 Permites que tu hijo haga por sí solo tareas aunque el resultado no sea el que tú hubieras deseado
SÍ    NO

11 Valoras con reconocimiento, alabanzas, muestras de afecto, los hábitos de responsabilidad que muestra tu hija/o de forma autónoma
SÍ    NO

12 Os ponéis de acuerdo antes de pedir o mandar algo a vuestros hijos/as
SÍ    NO

13 Cuando un niño/a no cumple lo que mandas o lo hace mal, sueles decirle cosas como “no se te puede dejar hacer nada” o “eres un inútil”
SÍ    NO

14 En el momento de encomendar una tarea, expresas a tus hijos/as que confías en sus posibilidades diciéndoles: “sé que lo vas a hacer bien” o frases similares
SÍ    NO

15 Educas a tus hijos/as para que sean independientes y tengan sus propios criterios
SÍ    NO

16 A medida que tus hijos/as crecen les vas añadiendo nuevas responsabilidades adecuadas a su edad
SÍ    NO

17 Procuras que tu hijo/a cuente con el espacio y tiempo suficiente para que organice sus objetos personales
SÍ    NO

18 Les sueles hacer muchas cosas a tus hijos/as para evitarles malos ratos
SÍ    NO

19 Generalmente le dejas que abandone la tarea o juego elegido por él al poco de iniciarlo
SÍ    NO

20 Exiges que tu hijo/a cumpla hasta el final el compromiso que ha adquirido
SÍ    NO

plantilla puntos

Puntuación entre 0 y 12: Debes prestar mayor cuidado y esmero en la educación de tu hijo o hija.
Puntuación entre 12 y 16: Intenta mejorar modificando algunas conductas respecto a la educación de tus hijos.
Puntuación superior a 16: ¡Enhorabuena! Haces lo que debes. De todos modos, comprueba si tu hijo o hija va en la misma línea de progreso y no bajes la guardia.

Para los padres no es fácil saber qué pueden hacer nuestros peques según su edad.
En los primeros años, la responsabilidad tiene que ir asociada al juego para ir incorporando otras actividades menos placenteras (ordenar el cuarto, poner y quitar la mesa…..).
Ten en cuenta que la responsabilidad se adquiere y desarrolla progresivamente pero es diferente en cada niño.

Recuerda siempre que
El aprendizaje de la responsabilidad en el niño se produce por imitación y requiere ciertas exigencias, instrucciones claras, tiempo de dedicación…..¡y mucha paciencia!”

Deja un comentario