No me interesa. No me gusta. No soy capaz

Tu hijo es capaz de mucho más de lo que se imagina.
Pero
Tal vez, no sabe cómo lograrlo.
Tal vez, todavía no sabe qué es lo que quiere lograr.
O tal vez, tú aún no has aprendido a escuchar sus necesidades e intereses

Detrás de un niño que etiquetamos de «vago o tonto» por sacar malas notas puede haber varias explicaciones.
Muy a grandes rasgos podemos dividirlas en dos grandes grupos: emocionales y neurológicas (o ambas a la vez).

📌 Causas emocionales:
Cuando le preguntamos a un niño con malos resultados académicos por qué le cuesta tanto aprender puede que conteste:

🗨️ Que no le interesa lo que tiene que estudiar porque piensa que no le va a servir para nada.

🗨️ Que no le gusta estudiar.
Pero no es lo mismo «no me gusta estudiar» que «no me gusta aprender».
Probablemente a tu hijo le gusta aprender pero no «el cómo» y «el qué» que se le exige en la escuela.
Así que es importante, buscar sus fortalezas e intereses para poder encauzarlas hacia una meta.

🗨️ Que no es capaz porque piensa que no es inteligente.
Y lo cree porque el esfuerzo que realiza no corresponde con el resultado positivo que esperaba.
Al final, seguramente se rendirá para salvaguardar su autoestima: «Prefiero que piensen de mí que no quiero a que no puedo».

Uno de los factores más importantes a la hora de aprender, y en el que es esencial trabajar, es la autoeficacia o la creencia que tiene tu hijo en su capacidad para aprender.
A mayor autoeficacia, mayor motivación.
Enseñarle que el error no es un fracaso insuperable, a controlar factores emocionales como el estrés, técnicas de aprendizaje o de gestión del tiempo, a encontrar una meta… son algunas estrategias que pueden ayudarle a conseguirlo.

📌 Causas neurológicas:
¿Y si lo que tiene es un trastorno específico del aprendizaje?
Estos trastornos:

  • Se dan en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural.
  • Son trastornos del neurodesarrollo.
  • Muchas veces, tiene una causalidad genética, es decir, suelen ser hereditarias.
  • Son crónicas pero suelen ser más problemáticas en la etapa escolar.

Los principales son:

  • Dislexia: Trastorno del aprendizaje de la lectoescritura. 
  • Disortografía: Trastorno de la escritura. 
  • Discalculia: Trastorno en la adquisición de las habilidades matemáticas.

Principales dificultades que surgen:

1.- Síntomas de tipo cognitivo:

  • Rendimiento académico bajo a pesar de que el niño tiene una buena capacidad intelectual.
  • Siempre hay problemas relacionados con el área del lenguaje ( lectura poco fluida, mala comprensión lectora, omisiones y sustituciones de letras, dificultades ortográficas, …).
  • Escritura irregular. Le cuesta escribir lo que es capaz de verbalizar.
  • Dificultad para comprender operaciones aritméticas sencillas.
  • Problemas con las funciones ejecutivas (atención, planificación, olvidos, poca adaptabilidad…).

2.- Síntomas emocionales: baja autoestima, mecanismos de evitación hacia los deberes, impotencia, angustia, frustración….

3.- Síntomas físicos como alteraciones de sueño, alimentación…..

Además, existen otros trastornos del neurodesarrollo que suelen cursar con problemas en el aprendizaje. Y, para complicarlo aún más, es frecuente la comorbilidad entre trastornos (más de 1 diagnóstico). 
Entre estos trastornos están, por ejemplo:

  • TDL (Trastorno del Desarrollo del Lenguaje): alteraciones en la comprensión o en el uso del lenguaje hablado y/o escrito.
  • TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad): dificultades de las funciones ejecutivas.
  • TANV (Trastorno de aprendizaje no verbal).

Un elemento que suele ser común, sea cual sea la causa en las dificultades de aprendizaje, es la falta de motivación.
Pero, en general, si el funcionamiento neurocognitivo (memoria, atención, cálculo, lenguaje, funciones ejecutivas, emociones) del niño es correcto, probablemente estaríamos ante un problema de baja motivación o de  interés y no de una dificultad en el aprendizaje (a falta de la evidente valoración y diagnóstico de un profesional). 😉


📌 ¿Por qué es tan importante la identificación y valoración de las necesidades de tu hijo lo más tempranamente posible?:
Gritar, castigarle sin hacer deporte o sin salir con sus amigos ….. no sirve de nada cuando un niño saca malas notas.
Más bien todo lo contrario. Suele ser contraproducente y, además, reduce a tu hijo a un número, a una nota.
Lo imprescindible es centrarse en buscar soluciones que no siempre están en tu mano y que precisan de ayuda profesional.

  • Para ayudarle con un buen apoyo psicoeducativo que le proporcione un nivel de competencia adecuado para lograr las mismas oportunidades de aprendizaje que el resto de sus compañeros.
  • Para recuperar la conexión familiar y social con aquellos que tienden a considerarle perezoso o «tonto».
  • Para que el niño pueda entender y gestionar su falta de motivación y sufrimiento emocional por sentirse incapaz o diferente.
  • Para buscar alternativas al estudio porque …no todos los jóvenes quieren ser universitarios.

Hay que tener en cuenta, que los niños y adolescentes viven en el presente y que el futuro les queda demasiado lejos.
Pero el futuro acaba llegando y lo importante es que tu hijo no tire la toalla y encuentre su propio camino. 🤍

REFUERZO ESCOLAR Y ORIENTACIÓN PSICOEDUCATIVA PARA PRIMARIA Y ESO

¡Cuéntanos en qué podemos ayudarte!

info@tupequeenmallorca.com

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Añadir un comentario